Almacenes robotizados: Ventajas y requerimientos

  • Almacenes robotizados: Ventajas y requerimientos

    La tecnología es un elemento importante en la vida diaria de todos nosotros y las grandes y pequeñas empresas no se han escapado de ella. En la actualidad, podemos ver un sinfín de herramientas que incluyen Inteligencia Artificial, Deep Learning y otros, para ayudar a mejorar los procesos productivos en cualquier compañía. Un claro ejemplo de ello que podemos ver en las empresas dedicadas a la logística, son los almacenes robotizados.

    ¿Qué son los almacenes robotizados?

    Podemos definirlos como instalaciones de alta compactación, que ayudan a conseguir la mayor cantidad de carga para aprovechar al máximo la capacidad de transporte, de acuerdo a las ordenanzas vigentes.

    La altura de los almacenes robotizados pueden superar los 40 metros por lo que se puede conseguir mayor optimización en la utilización del volumen. Esto se debe al diseño de sus pasillos angostos, que tienen el tamaño ideal para las unidades de carga y los transelevadores.

    En este nueva publicación detallamos las ventajas de la aplicación de un almacén robotizado y qué requerimientos se necesitan para poder tener un espacio inteligente como este.

    Ventajas de los almacenes robotizados

    Como es bien sabido, los almacenes robotizados no requieren de la operación de un ser humano de manera directa. Es decir, todos los movimientos físicos que se llevan dentro del almacén se hacen por medio de equipos llamados transelevadores que se encargar de mover todo el equipamiento a almacenar.

    Por supuesto, la cantidad de transelevadores a emplear depende de las características del almacén, de cuántas operaciones se realizarán, así como del tiempo de respuesta de la instalación y del ciclo requerido.

    En ese sentido, contar con un almacén robotizado puede darle a tu compañía los siguientes beneficios:

    Ahorro de espacio

    Como ya lo vimos, no se requiere de amplios pasillos para mover una caja de un lugar a otro, o tratar de entrar con un carro para movilizar equipos dentro del almacén.

    En estos almacenes se cuenta con equipos más pequeños, pero igual de ágiles y capaces que te harán ahorrar más de la mitad del espacio requerido, en comparación con otros almacenes convencionales.

    Ahorro de tiempo

    Así como se ahorra espacio, también se ahorra tiempo ya que se tienen ciclos de alimentación y extracción más cortos dentro del almacén. Con el espacio robotizado se puede realizar una gran cantidad de movimientos diarios y de manera simultánea en distintos turnos de trabajo. Normalmente, los transelevadores pueden tener una velocidad de hasta 150 metros por minuto en desplazamiento horizontal y 40 metros por minuto en desplazamiento vertical.

    Almacenes robotizados

    Gestión automática de almacenes

    Como mencionamos arriba, los almacenes no requieren de la operación directa del ser humano. Sin embargo, se puede gestionar a través de una computadora, que puede dar un reporte sobre los movimientos que ha realizado durante un periodo de tiempo, costes de operación, entre otros datos importantes para las empresas.

    Fiabilidad en la operación

    Los almacenes robotizados cuentan con características estándar muy rigurosas de paletización, lo que implica que dentro del espacio robotizado se puede guardar cualquier tipo de mercancía, desde las más grandes hasta las más chicas.

    Requerimientos para instalar un Almacén Robotizado en tu empresa

    Al momento de hacer la instalación de un almacén robotizado hay que considerar el espacio, ya que se requiere la atención de varios pasillos de manera simultánea, y que los cambios del lineal se efectúen con ayuda de unidades llamadas “transfer”.

    Además del espacio se necesita lo siguiente:

      1. Asegurar que las unidades de carga cumplan con el estándar de calidad (que incluye dimensiones y pesos). Para ello se realizará un control para comprobar sus características y capacidades físicas.
      2. Definir un sistema de organización e identificación de productos, técnicas de picking, entre otros. Es necesario valerse de personal capacitado que pueda hacer un estudio técnico previo.
      3. Contar con el presupuesto para poder realizar la inversión, que será mayor al ser mejor que un sistema convencional.
    • Junto al equipo técnico, desarrollar e implementar un plan de mantenimiento preventivo, para evitar que ocurran paros por daños o averías.

    Como vimos, el poder contar con un almacén robotizado dentro de tu empresa o compañía de logística no es un proyecto difícil. Sin embargo, si hay aspectos importantes que hay que considerar para poder tener los mejores resultados.

    Contando con un equipo técnico que te pueda brindar la asesoría necesaria, además tener el respaldo de empresas especialistas en la implementación de estos espacios robotizados, podrás instalar el tuyo y tener los resultados que esperás, optimizando la productividad de tu organización, además de reducir costos operacionales, contando con un espacio donde podrás tener mayor capacidad de almacenamiento.

    Almacenes robotizados
  • Volver a Novedades