¿Por qué elegir el transporte de carga de larga distancia con camiones y no el aéreo?

  • ¿Por qué elegir el transporte de carga de larga distancia con camiones y no el aéreo?

    La respuesta es simple, hacer envíos aéreos es sumamente costoso, mucho más que cualquier otra opción de envíos y nadie elevará los costos de traslados de sus productos mientras haya en el mercado otras alternativas más convenientes para el negocio.
    Muchas de las empresas suelen considerar este método sólo cuando la carga tiene una fecha estricta de entrega, cuando se necesita que algo esté del otro lado del mundo en cuestión de días o la mercadería que se manipula es muy liviana, de poco volumen y las ganancias obtenidas al comercializarlas pueden justificar estos altos costos de envío.

    Si por el contrario, se cuenta con tiempo de sobra, el volumen de carga es cuantioso o quizás muy pesado, lo más recomendable es elegir cualquier otro método de servicio logístico, siendo el transporte terrestre de carga de larga distancia con camiones el preferido en la mayor parte de los casos, bien sea para el trayecto completo u obligatoriamente alguna etapa del mismo.

    ¿Por qué suelen ser tan elevados los costos de transporte aéreo?

    Los costos de operación de los aviones son extremadamente elevados comparados con los de un camión, empezando por el combustible, que resulta bastante caro en primer lugar, pero además de eso consideremos el tamaño de los tanques de estos aviones y cuánto de ese combustible necesitan. Si pensabas que llenar el tanque de tu auto es ruinoso, imagina cuánto da llenar el tanque de un jet: hablamos de cientos de miles de dólares.

    Luego de esto tenemos el costo de la tripulación, donde los pilotos demandan salarios mucho más altos que los de un chofer de camión, además de que es necesario tener copiloto y dos o tres integrantes más del equipo a diferencia de sólo un chofer.

    Entre los costos de operación se suman las altas tarifas de los aeropuertos ya que necesitan utilizar los servicios aeroportuarios internacionales. Ni hablar de los costos per se de las unidades, los repuestos, mantenimientos y hangares.

    El precio final que implica enviar una carga por aire, incluye un montón de estos costos, más el porcentaje de ganancia de la compañía de envíos, que no es poca cosa, y todo esto se suma irremediablemente contra el precio final al cliente, lo cual no es bueno para mantenerse competitivo en el mercado y no ayuda al negocio.

    La industria ideal para los envíos de gran tamaño

    El costo de enviar cargas muy pesadas cambia considerablemente entre envíos aéreos y terrestres, además que el alcance de los aviones es limitado ya que no en todas las ciudades a las cuales se necesita enviar una carga, cuentan con aeropuertos, por lo que al final del trayecto siempre será necesario hacer un trasbordo a un camión que finalice la ruta.

    Por estas razones el transporte terrestre sigue siendo el más conveniente para el traslado de cargas cuando las entregas no son urgentes, además presentan una serie de beneficios y flexibilidades con los que no cuentan otros medios de transporte y te permiten estar al tanto de cada etapa durante el envío de las mercancías

    Por qué elegir el transporte de carga de larga distancia con camiones y no el aéreo
  • Volver a Novedades