¿Qué indicadores se deben medir en el rendimiento del transporte y cómo mejorarlos?

  • ¿Qué indicadores se deben medir en el rendimiento del transporte y cómo mejorarlos?

    El crecimiento de una empresa normalmente es consecuencia de una mayor demanda, lo que supone adentrarse en un mundo nuevo, tanto en el tipo de consumidores como en las estrategias que se deben abordar para llegar a ellos, debido a un cambio significativo en los requerimientos del público

    Por lo tanto, una expansión en la cadena de suministro no sólo supone un cambio de escala sino una modificación de ésta desde su propio eje, de forma  que pueda integrarse a las nuevas necesidades.

    En este sentido resulta imprescindible medir el desempeño y operatividad de las actividades del transporte en la empresa, lo cual depende de numerosos indicadores que no sólo incluyen los relativos al equipo, sistema y operación, sino también a los propios operadores.

    ¿Cómo elegir los indicadores clave para medir el rendimiento del transporte?

    En primer lugar es importante entender la importancia de un buen monitoreo, ya que en caso contrario será imposible medir la eficacia de la gestión. Pero, ¿cómo medirlo?

    La recolección de datos sería el primer paso importante, de modo tal que se obtenga una visión sobre los aspectos más importantes de cada operación

    Por lo tanto, aquellos indicadores que puedan responder preguntas, como el tipo de operación y cuáles son las metas que se quieren alcanzar, revisando y analizando los datos posteriores, permitirán obtener un panorama sobre aquellos que no estén funcionando.

    Una vez resuelto esto, se podrán desarrollar e implementar estrategias de mejora, llevando a cabo acciones específicas y determinadas.

    Tras la medición, se generan diversas cadenas de valor que coexisten dentro de la misma empresa. Además, es esencial entender el mercado, comprender los diferentes segmentos a los que se dirige la empresa y cuáles son sus necesidades y su futura evolución.

    ¿De qué indicadores se habla?

    Para mejorar la eficacia en el transporte, es importante tener en cuenta y seguir de cerca:

    • Las rutas que se siguen, para lo cual es muy útil la implementación de un software de rastreo, localización y planificación de rutas, con el objetivo de optimizar las entregas, reduciendo el número de viajes y vehículos empleados
    • Las operaciones de almacén,
    • La comunicación interna, donde el principal objetivo es evitar la repetición de entregas, saber qué mercaderías se entregaron fuera de fecha y cuáles reflejaron resultados negativos.
    • La capacitación de los operadores
    • De consumo combustible.

    Tras analizar estos indicadores, hay que inclinarse por las cuestiones técnicas de los equipos y sistemas, donde se comprenda cómo funciona cada pieza y cuál es su rol para la operación que se requiere.

    Por ejemplo, cuando se toman las flotas, hay unos elementos clave que se deben analizar: el máximo peso permitido, el tamaño, el motor, el torque y el diseño, entre otros.

    Algunos consejos para mejorar la eficiencia del transporte

    • Innovaciones en productos

    Para aumentar la eficiencia en el transporte, hoy en día existen algunas innovaciones como los equipos de doble piso o trailers desmontables, los cuales pueden ayudar enormemente a agilizar los recursos.

    • Agilizar la perfomance de la flota

    Y por otra parte, el mantenimiento de flota es una necesidad, por lo que siempre hay que ser consciente de la condición del mismo, prestando exclusiva atención al consumo de combustible y al rendimiento del transporte a través de un chequeo de las piezas y de la electrónica del vehículo.

    En el ahorro de combustible hay que tener en cuenta factores como la forma del vehículo, ya que por ejemplo, el estilo aerodinámico reduce los costos, mientras que el estado de las llantas puede impactar hasta un 5% en el consumo.

    • Capacitación y desarrollo

    Por último, para mejorar el rendimiento de la empresa es fundamental que el personal a cargo de llevar las tareas principales esté capacitado, educándolos con los últimos cambios tecnológicos y fomentando el trabajo en equipo.

    Por capacitación, hay que hacer mención a las capacidades técnicas (manejo de vehículos, computación, mantenimiento del equipo), capacidades personales (trabajo en equipo, servicio al cliente), conocimiento (de legislación, materiales peligrosos, de vehículos).

    Sin embargo, esta capacitación no debe reducirse sólo a los operadores sino también al personal de administración y dirección, aunque en un sentido menos técnico y orientado más a cuestiones de finanzas, trato con el cliente y políticas de transporte.

    En síntesis, el punto inicial para mejorar la eficiencia en los sistemas de transporte comienza siempre por medir los puntos débiles y las fortalezas. A partir de ahí, la elaboración de estrategias y planes integrales son el primer paso para el posicionamiento de la empresa en el cuadrante del crecimiento rentable, sin dejar nunca de estar pendiente de posibles mejores, actualizaciones e implementación de nueva tecnología y flota.

  • Volver a Novedades