5 servicios de valor agregado para las empresas de logística

  • 5 servicios de valor agregado para las empresas de logística

    Es sabido que en los mercados competitivos modernos, el valor agregado que una empresa pueda ofrecer es lo que determinará su verdadero potencial de crecimiento.

    Más allá de la clásica oferta que pueda brindar el mundo de la distribución y logística, todas las empresas modernas evolucionan para buscar nuevas ventanas de oportunidad en los ya muy competitivos mercados.

    En ese sentido, no es de extrañarse que fuera de la excelencia que se pueda ofrecer en el servicio básico (cosa imperativa para posicionarse dentro del mundo del transporte de carga nacional e internacional) deben tener un valor añadido único que impulse a sus potenciales clientes a inclinarse por su oferta.

    Es por ello que la industria ha optado por desarrollar diferentes métodos y cualidades que les ayuden a destacarse dentro de sus servicios, algunos de ellos por ejemplo, son:

    1. Personalización y empaque por contrato

    Si al momento de recibir y coordinar los productos que se van a despachar se tienen especificaciones o cuidados especiales, las empresas deben procurar atenderlas con sumo cuidado. Materiales frágiles, químicos, incendiables, líquidos y de corta duración son solo algunos de los más comunes.

    Sin embargo, también puede tener requerimientos que no resultan “obvios” y en ese sentido, se dictan distintos entrenamientos relacionados al manejo y embalaje de los productos.

    Por otro lado, el tener la capacidad de brindar distintas soluciones a los clientes y atender sus requerimientos de forma personalizada resultan necesidades modernas de los servicios logísticos.

    2. Tracking de actividades

    El cliente ya no ignora por completo lo que sucede con su mercancía. Ahora es posible mediante informes, contactos y aplicaciones, el dejarle ser partícipe del proceso completo.

    Que el cliente se sienta en control y permitirle tener visibilidad del proceso no solo desarrolla importantes vínculos de confianza, sino que también permite a la empresa mostrar sus buenas prácticas y crear un sentido mayor de responsabilidad en sus trabajadores.

    3. Actividades de pre-venta y servicio al cliente

    Desde el primer contacto que ejerce la empresa con el cliente hasta el momento en el que se le pide un feedback final, se deben tener en cuenta todos los procedimientos diseñados para satisfacer las necesidades del cliente y solucionarle los posibles problemas o inquietudes que surjan en el camino.

    Es por ello, que el servicio al cliente ya no es solamente propiedad de un departamento (aunque se mantiene un equipo especial diseñado para este propósito) sino que todos los miembros pertenecientes a la cadena deben tener nociones de las necesidades del cliente y de sus posibles soluciones.

    4. Almacenaje de productos

    El tiempo que el producto del cliente se encuentre en manos de la empresa de transporte/logística es 100% responsabilidad de la misma. Por lo que la capacidad de almacenamiento, la supervisión del mismo y el estado de los lugares de almacenaje deben ser cuidados con detenimiento; el cliente además debe ser capaz de realizar visitas e inspecciones que lo dejen satisfecho.

    5. Informes detallados de la ruta y envío

    Lo que suceda en la ruta ya no debe ser secreto del conductor. Con las nuevas aplicaciones, GPS integrado y cámaras que traen los nuevos vehículos; los conductores encuentran la necesidad de desarrollar informes detallados que puedan explicar cualquier incidente en la ruta y que hablen de la capacidad de la flota para el manejo del producto, al igual que el perfil del transportista; esto a su vez, también genera confianza y ayuda a convertir al cliente en un repetidor constante del servicio.

    empresas de logística
  • Volver a Novedades