Cuestiones a tener en cuenta en el transporte de cargas peligrosas

  • Cuestiones a tener en cuenta en el transporte de cargas peligrosas

    En el sector logístico, el transporte de cargas peligrosas constituye una especialidad que requiere del adecuado tratamiento, a fin de evitar riesgos para las personas, el medio ambiente y las propiedades.

    Es primordial que los vehículos y los embalajes cuenten con la identificación precisa que detalle el contenido y su grado de peligrosidad. Para ello existe una simbología de rótulos regulado por el Capítulo I del Anexo de la Resolución ST Nº 195/97 que clasifican las cargas peligrosas en:  

    • Clase 1: Explosivos o artículos con riesgo de explosión en toda la masa o parcial.
    • Clase 2: Gases comprimidos, licuados o disueltos bajo presión.
    • Clase 3: Líquidos inflamables.
    • Clase 4: Sólidos inflamables.
    • Clase 5: Sustancias oxidantes o peróxidos orgánicos.
    • Clase 6: Sustancias tóxicas venenosas y sustancias infecciosas.
    • Clase 7: Materiales radiactivos.
    • Clase 8: Sustancias que causan necrosis visibles en la piel o corroen el acero o aluminio.
    • Clase 9: Misceláneos comprendidos por cargas peligrosas que están reguladas en su transporte pero no pueden ser incluidas en ninguna de las clases antes mencionadas.

    La fiscalización del transporte de cargas peligrosas implica: 

    • Examinar los documentos de porte obligatorio.
    • Comprobar la adecuada instalación de los rótulos de riesgo y paneles de seguridad.
    • Verificar la existencia de fugas en el equipo de transporte de carga a granel.
    • Observar la colocación y estado de conservación de los embalajes.
    • Observar el estado de conservación de los vehículos y equipamientos.
    • Verificar la existencia del conjunto de equipamientos de seguridad.

    Por otro lado, los vehículos de transporte de cargas peligrosas deben circular con:

    • Declaración de carga legible emitida por el expedidor que incluya: denominación para el transporte y la identificación de la clase de mercancía.
    • Declaración emitida por el expedidor que certifique que el producto está adecuadamente acondicionado para soportar los riesgos de la carga, descarga, estiba, transbordo y transporte.
    • Fichas de Intervención en caso de Emergencia que explicite el peligro presentado; las medidas a tomar en el caso que una persona entrara en contacto con los materiales y/o en caso de incendio y los medios de extinción que no se deben emplear; las medidas que se deben tomar ante rotura de los embalajes o cisternas, ante fuga o derrame de las mercancías.
    • Teléfonos de emergencia de bomberos, órganos policiales, defensa civil, medio ambiente y, cuando fuera necesario, de organismos competentes para Clases 1 y 7.
    • En transporte de sustancias a granel, el original del certificado de habilitación para el transporte de cargas peligrosas para el vehículo y los equipamientos.
    • Revisión Técnica Obligatoria del vehículo.
    • Documento original que acredite el curso de capacitación básico obligatorio actualizado del conductor para el transporte de cargas peligrosas.

    Se debe destacar que el transporte de cargas peligrosas debe ser una tarea llevada a cabo por profesionales idóneos y con suma precaución a lo largo de toda la cadena económica: producción, envase, carga, transporte, descarga y desenvase para la utilización.

    En definitiva, una actividad logística responsable de las mercancías peligrosas reduce los riesgos a la vez que permite optimizar el rendimiento de la actividad.

    transporte de cargas peligrosas
  • Volver a Novedades