Desafíos en la distribución de la vacuna contra el Covid-19

  • Desafíos en la distribución de la vacuna contra el Covid-19

    Actualmente, la conservación de la cadena de frío es el problema más complicado para resolver en la distribución de la vacuna contra el Covid-19. Por eso, los expertos en logística traen a colación ciertos conocimientos claves para asegurar su reparto en óptimas condiciones.

    Su mayor desafío es mantener las temperaturas extremas requeridas por la nueva vacuna y, sobre todo, hacer el envío en tiempo récord dada la urgencia de carácter mundial. Por ello, en América del Sur, se están evaluando posibles soluciones para transportar este producto y solventar la falta que existe en la capacidad logística y la cadena de frío.

    El principal objetivo es mantener la disponibilidad ininterrumpida de la vacuna, conservando la misma calidad con la que las entregan los fabricantes. En esta primera instancia, no puede perderse ninguna oportunidad de vacunación debido a que el stock es muy pequeño. Es por esto que, la gestión de la cadena de suministro tiene hoy un rol protagónico.

    Con respecto a los requerimientos especiales de este producto, hay que tener en cuenta los seis puntos de la gestión de la cadena de suministro. Estos son: producto adecuado, cantidad correcta, condición correcta, lugar correcto, tiempo correcto y costo correcto. Habrá que analizar uno por uno, para garantizar la máxima calidad logística.

    distribución de la vacuna

    El desafío de la cadena de frío

    Las vacunas convencionales se vienen trabajando con temperaturas más altas: entre 2°C y 8°C.  Según los investigadores de las farmacéuticas, este requerimiento es el que garantiza que el potencial de estas vacunas no disminuya.

    Pero sucede que la vacuna contra el Covid-19 requiere una temperatura  de entre -18°C y -20°C. Esta temperatura asegura la correcta conservación para el traslado, aunque quizás temperaturas más altas no dañarían la efectividad. ¿Por qué se establece este número entonces?

    Porque los investigadores, urgidos por la situación, no pueden realizar un estudio de este estilo. Su enfoque está puesto exclusivamente en la efectividad de la vacuna para frenar la pandemia cuanto antes. Por lo tanto, las empresas logísticas son quienes deben hacerse cargo de este y otros desafíos en la distribución de la vacuna.

    Desafíos en la distribución de la vacuna: De la perspectiva macro a la última milla

    Como vemos, la distribución de la vacuna en esta primera instancia es muy compleja. Si pensamos que las dosis deben salir del laboratorio envueltas en empaques térmicos, transitar largas distancias y pasar por los controles de las aduanas o los despachos posteriores, la vía terrestre se hace casi imposible.

    Esto se debe a que se están expidiendo vacunas de pocos polos productores, distribuidos en distintos puntos del mundo. Por ello, las vacunas hoy sólo pueden enviarse por vía aérea a los países que no la producen.

    Si sos un lector habitual de nuestro blog, sabrás que esta vía es siempre la más costosa, pero dada la urgencia, es la más conveniente. Además, hay que evitar exponer los empaques térmicos a temperaturas elevadas durante un tiempo prolongado. En este sentido, menos tiempo de viaje equivale a menores riesgos logísticos. 

    Este será uno de los mayores desafíos en la distribución de la vacuna para aquellos países alejados de los principales polos productores de vacunas. El gasto es muy grande pero, en esta primera instancia, es necesario. Estos se reducirán cuando entren en actividad los nodos de producción de las vacunas en cada continente. A su vez, disminuirán los riesgos de traslado. Dichos nodos se encuentran en fase de producción, a la espera de las aprobaciones finales.

    Aquí es cuando la vía terrestre entrará en escena, camiones frigoríficos se pueden mantener a las vacunas a las temperaturas requeridas en la última milla. De hecho, ya se comenzaron a utilizar de manera local en distancias cortas.

    distribución de la vacuna

    Del almacenamiento a los centros de salud

    La capacidad de frigoríficos para vacunas actualmente es muy limitada. Por eso se busca hacer espacio, reducir desperdicios y tener el número de vacunas necesarias cubrir los pedidos de los centros de salud. Además, se busca poner a disposición de estos centros dispositivos de refrigeración más pequeños para que tengan las vacunas a mano y listas para su aplicación.

    La Organización Mundial de la Salud ha establecido un nuevo criterio con respecto a lo que llamó una “cadena de temperatura controlada” (CTC). Este enfoque apunta a que las vacunas aprobadas puedan, durante un tiempo limitado, permanecer a temperaturas ambiente controladas. Estamos hablando del último eslabón de la cadena de frío, en el momento en que la vacuna está lista para ser aplicada: en esta instancia la temperatura no puede ser mayor a los 40°C.

    Esta exposición debe poder darse por, al menos, tres días, y debe ir acompañada de:

    • Un monitor de vial de vacuna (VVM) en cada vial.
    • Un indicador de umbral máximo en cada portador de vacuna.

    La O.M.S. requiere que los CTC sean entornos especialmente diseñados para esta vacuna.

    Cuatro puntos a garantizar

    A modo de resumen, confeccionamos una lista de 4 requisitos a garantizar en esta delicada cadena de suministro. Estos son:

    1. Correcta infraestructura logística: Los operarios logísticos deben estar especializados en este sector. Además, deben contar con la cantidad suficiente de transportes para asegurar la cadena de frío.
    2. Máxima seguridad en los traslados: No estamos hablando sólo de desperfectos técnicos, sino también de una seguridad ante posibles siniestros.
    3. Trazabilidad actualizada: Dada la importancia del producto, más que nunca es necesario que todas las partes involucradas sepan dónde se encuentra la mercadería. Para esto, cada dosis de cada lote debe contar con su propio código de serie. Además, debe sumarse un sistema de identificación a prueba de falsificaciones.
    4. Riguroso control del inventario: Gracias a estos códigos podrá llevarse a cabo un control constante. Podrán conocerse los números de lote, cajas y piezas, además de tener el número exacto de cajas por destino. El estándar será el control de inventarios FEFO (first expired, first out, primeras expiradas, primeras salidas) en los embarques.

    La importancia de los expertos

    Para sobrepasar los desafíos en la distribución de la vacuna será necesario contar con los mejores profesionales. Estos deberán contar con la última tecnología y los más altos estándares de la industria logística. Por ello, los gobiernos apuntan a una tercerización del tipo 3PL contratando empresas expertas en insumos médicos. Estos son los únicos que pueden garantizar la disponibilidad de equipo adecuado para esta tarea.

    Desde Tradelog estamos siguiendo de cerca la  distribución de la vacuna contra el Covid-19, intentando aportar nuestro punto de vista. ¡Mantenete al tanto de todas las novedades en logística con nuestro blog!

    distribución de la vacuna
  • Volver a Blog