¿Qué es un centro logístico y cómo se integra en el supply chain?

  • ¿Qué es un centro logístico y cómo se integra en el supply chain?

    En los últimos años, el centro logístico fue reuniendo a los distintos eslabones de la supply chain. De hecho, su nombre lo dice: se volvió el verdadero centro geográfico de todas las operaciones. ¡Veamos en detalle en qué consiste!

    ¿De qué se trata un centro logístico?

    Dar una definición general de “centro logístico” puede ser difícil porque articula diferentes gestiones: de transporte, de almacenamiento y de distribución. No sólo eso, sino que cada operación puede requerir un enfoque propio y único dentro del mismo centro. Lo que hay que tener en cuenta es que un centro logístico es una zona geográfica delimitada en la que se llevan a cabo distintas operaciones logísticas. Luego, podemos establecer tres características generales:

    1. Dentro de este, nos encontramos con empresas de transporte, proveedores logísticos y empresas dedicadas a la fabricación y/o comercialización de productos.
    2. En general, tienen contacto con al menos dos sistemas de transporte diferentes y se encargan de la coordinación entre ambos.
    3. Suelen ser dirigidos por un promotor que busca lograr cierta cooperación y sinergia entre las distintas empresas involucradas. Así, se busca lograr el máximo beneficio posible de manera equitativa.

    Gracias a estas características los centros logísticos logran una distribución eficaz. De esta forma, tenemos involucrados distintos sub-espacios:

    • Uno o varios almacenes
    • Infraestructuras para procesos de entrada y salida de mercancías
    • Finalmente, oficinas de gestión que monitorean todas las actividades involucradas.

    ¿En qué se diferencia un centro logístico de un almacén?

    Hay profesionales dentro del sector que usan estos dos términos como sinónimos y de forma indistinta. Sin embargo, al enfocarnos en sus beneficios específicos nos damos cuenta que en realidad son muy diferentes. Para empezar, un centro logístico incluye dentro de su infraestructura a los almacenes. Al ver en detalle las distintas funciones que cumple cada uno podemos quizás despejar algunas dudas:

    • El almacén o depósito simplemente guarda productos en sus instalaciones. Mientras que, el centro logístico efectúa procesos adicionales que generan valor añadido: gestión de pedidos, inventario, embalaje, etc.
    • Una diferencia clave es que el almacén se enfoca en la gestión y manipulación del inventario. Por otro lado, el centro logístico se encarga de la gestión de flujo de los materiales.
    • El enfoque del centro logístico gira en torno al cliente, es un intermediario entre proveedor y cliente. Es por eso que, está sujeto a las determinaciones de los productores en cantidad y destino de las mercancías. En cambio, por el lado del almacén nos encontramos con un enfoque dirigido hacia el guardado y el cuidado de productos.

    Evidentemente, esta confusión entre centro logístico y almacén tiene su fundamento, ya que existe una interdependencia muy grande entre las dos partes. El almacén no puede trabajar sin las directivas del centro, que anticipa algunas cuestiones logísticas (como por ejemplo, que un producto se va a despachar en grandes cantidades). Esto ayuda a que los centros diseñen un plan de almacenamiento completo.

    centro logístico

    Tipos de centros logísticos

    Como te contamos, no todos los centros logísticos aglutinan las mismas funciones ni llevan a cabo las mismas tareas. Según sus operaciones, se los puede clasificar como:

    Zonas de Actividad Logística (ZAL)

    Estas plataformas suelen estar relacionadas con la actividad portuaria, marítima o fluvial. Su función es intermediar entre dos formas de transporte diferentes: marítimo y terrestre.

    centros logísticos

    La característica principal de las ZAL es la concentración de empresas dedicadas a diferentes actividades logísticas. Su ubicación suele ser cercana al mar y a las conexiones de autopistas, para una eficaz recepción y distribución de mercancías. Es por esto que, incluso algunas industrias se ubican alrededor de estos emplazamientos.

    Centros Integrados de Mercancías (CIM)

    Estos son similares a las ZAL, ya que se definen por ser zonas delimitadas con distintas actividades de transporte, logística y distribución. Su diferencia radica en que los transportes utilizados son terrestres y responden directamente a una zona industrial cercana. A veces, incluso, los CIM incluyen industrias dentro de su perímetro.

    Hubs Logísticos

    Estos Hubs o “nodos” logísticos se sitúan como el centro de múltiples actividades, pero sobre todo del transporte de mercancías. Estos centros neurálgicos pueden incluir dos o incluso más transportes, entre terrestres, marítimos y aéreos. Entonces, su infraestructura complementa y auxilia a los distintos tipos de vehículos. Se destacan por su gran tamaño con ubicaciones estratégicas y privilegiadas para las empresas de la zona.

    Además, distintos países logran ubicar sus propios hubs en el extranjero. Estos están dedicados exclusivamente a los productos importados del país que instaló el hub y suelen ser fruto de acuerdos binacionales. Tenemos el reciente ejemplo del hub argentino en Singapur.

    Plataformas Logísticas

    En estos emplazamientos no se produce ningún producto. Simplemente se gestionan las mercancías desde su llegada a la plataforma hasta su salida hacia las manos del comprador (mayorista o minorista). Su titularidad puede ser privada, pública o mixta. Finalmente, hay que destacar que es común que sean gestionadas por una sola empresa.

    ¿Cómo se integra en el supply chain?

    El centro logístico, como fuimos viendo, es tanto un nexo como un nodo para la supply chain. Por ejemplo, en él se hace el pasaje de la fábrica al almacén o del almacén al transporte. También sirve como nexo entre distintos tipos de transporte en una misma cadena de suministro, como puede ser el caso de las Zonas de Actividad Logística (ZAL).

    Pero, sobre todo, es un nodo. Porque lo que sucede en el caso de los centros logísticos es que, estos integran el supply chain a su territorio. De este modo, en un centro logístico ideal no hay ningún eslabón de esta cadena que quede afuera del centro. Todo sucede adentro para acelerar los procesos, minimizar los tiempos y gastos de envíos.

    Conclusiones

    El centro logístico hace honor a su nombre: es el centro fundamental de los procesos de transporte, almacenamiento y distribución de mercancías. Esta centralización de actividades en polos estratégicamente ubicados es la que, permite actualmente a Tradelog ubicarse como una empresa líder en el país. Si querés conocer más sobre nuestra forma de organizarnos, podés ver dónde se ubican todas nuestras sucursales haciendo click acá.

     

    centro logístico
  • Volver a Blog